Alguien lleva más de 60 años gritando en el cine

Alguien lleva más de 60 años gritando en el cine

Hay un alarido que todos hemos escuchado en montones de películas, quizá sin ser conscientes de que era el mismo: se trata del llamado grito de Wilhelm.

El reciclaje no siempre es positivo. Está bien separar nuestros desperdicios para depositarlos en su correspondiente contenedor de basura para que puedan ser reciclados y reutilizados, pero no ocurre lo mismo en el cine. Sabemos que, en la secuencia de los créditos de Blade Runner (1982), Ridley Scott utilizó tomas que Stanley Kubrick había desechado de las horas que rodó en helicóptero para The Shining (1980), por ejemplo, lo que es como si un escritor incluyera párrafos desdeñados por otro en una obra propia, aunque sea con su permiso: la autoría se diluye con ese parcheado; pese a que en el caso del mercenario Scott tampoco supone un problema muy relevante.

Sin embargo, hay reutilizaciones minúsculas que resultan de lo más simpáticas y se convierten en toda una curiosidad del cine, como las marcas ficticias o incluso los mismos sonidos que aparecen en diversas películas y series de televisión, marcas como el tabaco Morley y sonidos como el grito de Wilhelm, y es precisamente de este último del que os quiero hablar en los siguientes párrafos.

El alarido de un soldado herido

Fue el diseñador de sonido Ben Burtt quien se fijó en la existencia de este grito, de alguien que sufre un horrible sobresalto, en el archivo de la Warner Bros., al que bautizó como Ptv. Wilhelm porque era el nombre del recluta, con la cara del intérprete Ralph Brooks, que lo soltaba en la película The Charge of the Feather River (Gordon Douglas, 1953) a ser alcanzado en la pierna izquierda por una flecha de un indio cheyenne. Pero la primera vez que los espectadores pudieron oírlo fue en Distant Drums (Raoul Walsh, 1951), cuando uno de los soldados es mordido y arrastrado bajo el agua por un cocodrilo de los pantanosos Everglades de Florida, y se barrunta que salió de la garganta del cantante Sheb Wooley, el cual actúa en dicho filme; de hecho, su viuda afirma que él siempre había estado muy orgulloso de haber aportado ese tipo de sonidos vocales a las películas.

grito de wilhelm

Sheb Wooley – Infobarrel.com

A partir de entonces, nos lo hemos encontrado el grito de Wilhelm en cientos de películas y series de televisión; es lo que suelta un hombre al que encantadores monstruitos verdes hacen caer por una barandilla en Gremlins 2 (Joe Dante, 1990), uno de los atacantes de la mansión de la Bestia al que algún mueble lanza a través de una ventana en Beauty and the Beast (Gary Trousdale y Kirk Wise, 1991), uno de los compinches de Pingüino cuando el hombre murciélago (Michael Keaton) le da rápidamente para el pelo en Batman Returns (Tim Burton, 1992), un transeúnte al que empuja el señor Rosa (Steve Buscemi) cuando huye corriendo de tres policías en Reservoir Dogs (Quentin Tarantino, 1992) o alguien entre la gente despavorida durante uno de los ataques de Jafar en Aladdin (John Musker y Ron Clements, 1992).Ben Burtt llamó a este grito como el personaje que lo lanza en ‘The Charge of the Feather River’

Igual que una de las personas que huyen del coche que John McClane (Bruce Willis) conduce por mitad de Central Park en Die Hard with a Vengeance (John McTiernan, 1995), Buzz Lightyear al ser golpeado por una lámpara y caer por la ventana en Toy Story (John Lasseter, 1995), uno de los alienígenas malosos de Le cinquième élément (Luc Besson, 1997) al echado de una habitación a la fuerza, un tipo que reacciona ante los cortocircuitos y las chispas que escapan del cartel luminoso del cine en The Majestic (Frank Darabont, 2001), uno de los miembros de la expedición que se despeña empujado por un diplodocus en King Kong (Peter Jackson, 2005), un individuo pisoteado por el conejo gigante de Wallace & Gromit: the Curse of Were-Rabbit (Nick Park y Steve Box, 2005), un coche pulverizado por una máquina extraterrestre en un anuncio de Cars (John Lasseter, 2006) o uno de los persas acorralados por los guerreros espartanos al precipitarse por un abismo en 300 (Zack Snyder, 2007).

grito de wilhelm

El primer grito de Wilhelm – ‘Distant Drums’, Republic Pictures

Y uno de los perros del malvado Charles Muntz que caen al río desde lo alto en Up (Pete Docter y Bob Peterson, 2009), o diversos personajes anónimos en cada una de las películas estrenadas de las sagas de Star Wars (VV.RR., 1977-2005) e Indiana Jones (Steven Spielberg, 1981-2008), cuyo responsable de sonido es precisamente Ben Burtt, en la trilogía original de Pirates of the Caribbean (Gore Verbinski, 2003-2007) y en la de The Lord of the Rings (Peter Jackson, 2001-2003). Y en muchas otras películas ha sonado el grito de Wilhelm: A Star Is Born (George Cukor, 1954), Sergeant Rutledge (John Ford, 1960), The Wild Bunch (Sam Peckinpah, 1969), Poltergeist (Tobe Hooper, 1982), Saw (James Wan, 2004), Troy (Wolfgang Petersen, 2004), War of the Worlds (Steven Spielberg, 2005), Superman Returns (Bryan Singer, 2006) o Captain America (Joe Johnston, 2011).El grito de Wilhelm salió probablemente de la garganta del cantante Sheb Wooley, que actúa en ‘Distant Drums’

También en la pequeña pantalla, en series como The Simpsons (Matt Groening, Sam Simon y James L. Brooks, de 1989 a la actualidad), The X-Files (Chris Carter, 1993-2016), Family Guy (Seth MacFarlane, de 1999 a la actualidad), Game of Thrones (David Benioff y D.B. Weiss, de 2011 a la actualidad) o Sense8 (J. Michael Straczynski, Andy y Lana Wachowski, 2015). El último filme en que yo mismo lo he escuchado es Monsters University (Dan Scanlon, 2013), y en él lo lanza uno de los alumnos a los que Mike Wazowski atropella distraídamente con la pulidora. Después de sesenta y cuatro años oyendo el grito de Wilhelm en el cine, quizá por cortesía de Sheb Wooley, todo indica que lo oiremos por mucho más tiempo.

Visto en Hipertextual

La entrada Alguien lleva más de 60 años gritando en el cine aparece primero en Proyectart.

from Proyectart http://ift.tt/1TuF5Pk
http://ift.tt/1R2vBNF