En @TeslaMotors acaban de presentar resultados no muy buenos ¿Qué está pasado?

¿Qué está pasando en Tesla?

Malos resultados, ampliaciones de capital para cubrir gastos, una estrategia a demasiado largo plazo y una competencia muy agresiva. ¿Cómo le está sentando todo esto a la fabricante de automóviles de lujo Tesla?

Las reservas de petróleo andan escasas y hay que promocionar y usar coches más eficientes, que consuman menos y que sean respetuosos con el medio ambiente. El futuro es el coche eléctrico, o eso nos tienen dicho desde hace ya algunos años. Y ya podemos disfrutar de algunos modelos, sin embargo hay uno que sigue ocupando todas las atenciones, los coches Tesla.

En estos momentos, esta emprendedora automovilística fundada en Silicon Valley y liderada por el que algunos llaman el sustituto moral de Steve Jobs, Elon Musk, se encuentra en una encrucijada por sus últimos resultados. No serían muy buenos si el mismo día de su publicación la compañía bajó un 6% en bolsa, perdiendo cuantiosos beneficios en pocos minutos.

Tesla solo ha registrado beneficios durante un trimestre desde su creación en 2003Durante este último trimestre Tesla ha obtenido algo menos de 955 millones en ingresos, un 24% más que en el trimestre anterior, y sensiblemente superiores a los del año pasado. Y lo que es más importante, alcanzando una cifra record en coches vendidos en sus 12 años de historia: unos 11.532. Muy contradictorio con su descenso en bolsa ¿no? La cuestión es que todo esto sigue siendo insuficiente; las pérdidas de la compañía siguen siendo millonarias. En todo su haber solo existe un balance en el que haya obtenido beneficios netos, el resto sigue tiñéndose de rojo, alcanzando en este último trimestre los 184.227 millones en pérdidas. Y a esto hay que sumarle las ayudas en créditos ZEV (Zero Emissions Vehicle) que ofrece el Gobierno de Estados Unidos por la venta de coches respetuosos con el medio ambiente, por lo que las cuentas de Tesla se ven alimentadas en gran medida por estas ayudas que maquilan en parte sus estados financieros.

Sin embargo, lo más preocupante en estos momentos para Tesla, considerada una de las pioneras en desarrollo de tecnología renovable, es que se está quedando sin fondos, destinados en su gran mayoría a financiar las nuevas líneas de producción. Sus pérdidas están provocando que la compañía tire de ahorros y estos cada día andan más escasos. Tanto es así que la empresa ha tenido que rebajar la previsión de unidades para este 2015: de 55.000 coches ha tenido que bajar a 50.000 aproximadamente.

Tesla

Fondos nuevos ¿mejor futuro?

Descenso de fondos disponibles, descenso de la previsión en la cuota de producción y pérdidas de hasta 4.000 dólares de media por cada coche vendido, lo cual suma una cifra astronómica si nos podemos a hacer las cuentas. Entonces ¿Quién en su sano juicio mantendría o invertiría en esta compañía? Muchos ya han vaticinado que Tesla bien podría tratarse de una idea estupenda viviendo dentro de una burbuja a punto de estallar. Para su fundador, Elon Musk, todo esto es el precio que supone la creación de valor a largo plazo, y que todas estas altas inversiones y gastos suponen la siembra de un futuro próximo en que podrán expandirse, ampliar la producción y crecer. Si en la religión la respuesta comodín es porque Dios lo quiere así, en Tesla es porque el largo plazo así lo dicta.

La ampliación de capital de Tesla estaría destinada a cubrir los gastos de sus nuevos modelosY esta creación de valor a largo plazo ha necesitado de nuevos fondos. Hace unos días, y tras sus curiosos resultados, Tesla anunció una ampliación de capital en la bolsa, por un valor mínimo de 500 millones de dólares que se destinarán, según declaraciones públicas de la compañía, a acelerar el crecimiento del negocio y para el desarrollo y la producción de nuevos modelos, y suponemos, que a cubrir esa falta de cash de la automovilística. Ampliación que ha sido cubierta en parte por el propio Musk, que ha desembolsado de su propia cartera unos 20 millones de dólares con el único objetivo de atraer la confianza hacia su compañía.

Una lucha contra la autonomía… y contra la competencia

Hasta el momento Tesla ha sido el abanderado eléctrico del mercado de los coches de lujo con sus dos modelos: Model X y Model S, ambos por precios que parten de los 50.000 dólares en su versión más básica. Un vehículo nada económico que no está al alcance de todos los bolsillos. Y esto es algo que han entendido desde Tesla; por lo que uno de los últimos movimientos estratégicos de la compañía para los próximos años será entrar en el mercado de los coches generalistas, a precios más bajos y con un mayor rango de ventas. Pero para ello tiene que alcanzar ingresos suficientes, lo cual entra en conflicto con su estado actual, y desde luego, desde la competencia no se lo van a poner nada fácil.

Audi, junto con LG y Samsung, ya está investigando con prototipos de batería con 500 km de autonomíaLa mayor lucha en el sector de los automóviles eléctricos es la de las baterías. ¿Podría un coche alcanzar suficiente capacidad como para no tener que recargar las pilas en un viaje largo? Parece ser que Tesla había encontrado esa solución con la creación de unas nuevas baterías con una capacidad de casi los 400 km de autonomía. Pero es una variable que tiene truco. Tesla tiene su hábitat y la base de sus mediciones en California, a 20 grados de temperatura media, en donde apenas llueve o nieva. En estas condiciones, una a vida de una batería durante un trayecto largo es mayor. ¿Pero qué pasaría si nos llevamos este coche al frío alemán y a una Autobahn? Las cosas cambian bastante para los coches de la startup californiana: llegamos a recorrer poco más de 300 km. Lo cual es un problema puesto que no existen estaciones de carga a tan poca distancia unas de otras. Bajo estas circunstancias, o tenemos mucho dinero para tener un coche caro en la ciudad y otro para viajes, o nos compramos un coche un poco más caro con un consumo bajo en combustible que aún nos seguiría saliendo más rentable que un Tesla. Todo un inconveniente para esta empresa, ya que aunque los coches sean bonitos, al final lo que se busca es una buena utilidad.

Y este agujero climático ya está siendo cubierto por algunas marcas que entienden de bajas temperaturas. LG, Samsung y Audi acaban de anunciar que están investigando con un prototipo de batería con una capacidad de resistencia de 500 km, bajo condiciones alemanas. Cosa que podría hacerle mucho daño a las ya trastocadas cuentas de Tesla.

Parece ser que Tesla tendrá que darse prisa con sus progresos y mejorar su cuentas financieras, si no quieren pasar a formar parte de otro de la larga lista de grandes y prometedores proyectos de Silicon Valley, que al final terminaron siendo una simple utopía.

Visto en Hipertextual

La entrada En @TeslaMotors acaban de presentar resultados no muy buenos ¿Qué está pasado? aparece primero en Proyectart.

from Proyectart http://ift.tt/1E0K9s7
http://ift.tt/1PvIDQb

Anuncios