Análisis del Apple TV (2015): “televisión” rima con “revolución”

Apple TV (2015)

Tras años siendo un producto de segunda fila, escasas ventas y nula atención, el Apple TV ya es por fin un bien de primera. Mucha expectación, ¿suficiente aceptación?Empecemos con un tópico: “Internet lo ha cambiado todo”. Es real. Ha cambiado la forma en la que consumimos información, entrenimiento, y trabajo. Y ahí también entra la televisión. Nos hemos acostumbrado a utilizar lo que queremos cuando queremos, y no cuando una empresa quiere. Podemos comprar un videojuego un sábado de madrugada, y no en una tienda en su horario comercial. ¿Por qué necesitamos estar sentados un jueves a las 22.00 h para ver una película? Con Internet, el contenido se adapta a nosotros, no al revés.

De esa filosofía nació el Apple TV, como tantas otras plataformas. Netflix, sin ir más lejos. Sólo que el Apple TV, hasta ahora, era una chuchería para Apple. Un producto menor que aguantó ocho años y tres generaciones sin una App Store.

Apple TV-7

Ahora, por fin, el Apple TV está equiparado a los iPad, los iPhone o los Mac. Un producto con personalidad propia y esfuerzos notables por parte de Apple. Ahora sí que sí. Y acentuando esa filosofía: “el futuro de la TV son las apps”, dijo Apple en su presentación.

Dicho y hecho. ##Las tres claves

tvOS

Fotografía: Ariana Escobar.

Fotografía: Ariana Escobar.

El nuevo sistema operativo es un fork de iOS. Esto, que puede sonar desilusionante, tiene una ventaja enorme: la facilidad con la que los desarrolladores pueden crear aplicaciones o adaptar las ya publicadas. Para los usuarios supone una interfaz y un funcionamiento muy familiares.

Para el usuario, quizás no sea más que lo mismo que antes con las evidentes novedades. Pero indirectamente, es mucho más: una interfaz familiar con “todas” las posibilidades de iOS gracias al trabajo de los desarrolladores.

La nueva interacción

Fotografía: Ariana Escobar.

Fotografía: Ariana Escobar.

Siri Remote, el nuevo mando, potencia dos formas de controlar el Apple TV inéditas hasta ahora: el control táctil, y la voz. El control táctil funciona perfecto, ni una queja. Si acaso, el breve entrenamiento que habrá que hacer durante las primeras veces hasta que la memoria muscular se acostumbre y podamos manejarlo bien siempre a la primera. Siri también funciona sorprendentemente bien, incluso si no acercamos el mando a la cara. Para algo tiene doble micrófono, uno en cada borde del mando.

Esto se traduce en claves como poder decirle al mando “¿Qué ha dicho?” y que retroceda quince segundos en la serie que estemos viendo para poder entender lo que nos hemos perdido. O pedirle que nos lleve al minuto cuarenta de la película que hemos iniciado. O aprovechar la unión de la voz con el poderoso motor de búsqueda, que permite mezclar varios niveles en una misma pregunta. Como por ejemplo…

  • “Muéstrame películas de Woody Allen”.
  • “Muéstrame películas de comedia de Woody Allen”.
  • “Muéstrame películas de comedia de Woody Allen, de los años ochenta.”

Más ejemplos que puedes decirle para buscar contenido y más acciones:

  • “Muéstrame películas de Ben Stiller”, y luego “sólo los dramas”.
  • “Muéstrame películas para ver con niños”.
  • “Qué tiempo hace ahora en Barcelona”.
  • “Quién ganó la final de la Superbowl”.

¡Y lo clava!

Siri Remote junto a un iPhone 6s para que pueda apreciarse su tamaño real.

Siri Remote junto a un iPhone 6s para que pueda apreciarse su tamaño real.

Fotografía: Ariana Escobar.

Fotografía: Ariana Escobar.

Por otro lado, el mando en sí es un placer. Tan simple como el anterior, pero recargable vía Lightning y con el añadido tanto de Siri como de la superficie multitáctil. Dicha superficie no sólo vale para deslizarse por el menú, sino también por la línea temporal de los vídeos o canciones, o para jugar. Y al tener acelerómetro y giroscopio, puede ser usado como volante, raqueta, extensión del brazo, etc. Por cierto, el mando no reconoce los taps como toques, sino sólo los clicks. Quien tenga un MacBook o el trackpad de Apple lo entenderá mejor. Hace falta pulsar, no sólo tocar.

La App Store

Apple TV reseña 02

Apple TV reseña 03

Apple TV reseña 04

Apple TV reseña 06

La metaclave. En ella podemos encontrar apps de todo tipo, la mayor diferencia entre los Apple TV anteriores y este. Algunas destacables:

  • Plex. Si tienes tu propio servidor montado para almacenar contenido, o tienes acceso a las bibliotecas de otros.
  • Netflix. ¿Había alguna duda?
  • Asphalt 8. El mejor juego de conducción que hay actualmente para el Apple TV.
  • Crossy Road. Sencillo y adictivo, ahora además incluye multijugador. Como debe ser en una TV.
  • Streaks Workout. Para hacer ejercicio guiado desde el salón de casa. No obstante, ya hay varias alternativas, como Zova.
  • Alto’s Adventure. Un juegazo de iOS con un aura mágica que llega a la pantalla grande.
  • Rayman Adventures. Jugado con el Siri Remote es aburrido, pero con un mando para juegos, es como volver a la PlayStation.
  • YouTube. Claro.
  • Kitchen Stories. Recetas apetecibles explicadas claramente paso a paso en vídeo, y guías básicas de cocina.
  • Madefire. Ideal y curiosa para leer cómics en la TV. No de forma estática, sino dinámica, con efectos visuales y sonoros.

En cualquier caso, si compráis uno, lo mejor que podéis hacer es acceder a la pestaña “Comprado” de la App Store. En ella os aparecen las apps que ya habéis descargado y son compatibles.

Para amantes de series y películas

Apple TV reseña 01

No existe plataforma mejor para consumir series y películas. Por un lado está iTunes, óptima para alquilar o comprar contenido bastante reciente. Por otro lado, Netflix. Y si vives en una región que lo soporte, o utilizas el truco de las DNS o el VPN, la posibilidad de añadir Hulu, HBO Now, Showtime, etc. Las aplicaciones, por sus guías de diseño, son simplemente preciosas. Y en el caso del contenido de iTunes, así como el que indexa cualquier búsqueda que hagamos, es muy muy completo: contexto, sinopsis, ficha técnica, reparto, información de cada actor, contenidos extras tales como escenas eliminadas o entrevistas…

Apple TV reseña 05

Algo bueno es que las búsquedas, incluidas las realizadas mediante Siri, abarcan todo el contenido potencial de lo que tengamos en el Apple TV. Si tenemos Netflix y Hulu, las búsquedas nos mostrarán resultados dentro de ellas, y no sólo en iTunes.

Los juegos. Abramos ese melón.

La idea de jugar en el Apple TV hace que te encuentres pronto con dos veredas. Juegos casual, sencillos, de partidas rápidas, vs juegos elaborados, largos, con una historia, de concentración. Son las dos ramas principales, y la forma de interactuar con ellos marca la diferencia. Partimos de la base de que Apple prohíbe a los desarrolladores publicar juegos que requieran de un mando de un tercero. Si se publica en la App Store, es porque puede ser jugado con el Siri Remote.

steelseries nimbusEsto hace que hayan juegos con dos experiencias completamente distintas dentro del propio juego. Jugar a Asphalt 8, a Oceanhorn o a Rayman Adventures con el Siri Remote es satisfactorio hasta cierto punto, aunque directamente no recomendaría hacerlo en el caso de los dos últimos, por ejemplo. Hay acciones que se automatizan, como el correr o el saltar, porque el mando de serie da para lo que da. Con un mando de un tercero, la experiencia es mucho más completa, satisfactoria, y cercana a los videojuegos como tal.

Y hablemos de mandos. SteelSeries tiene un par de ellos, certificados y promocionados por Apple. Pero el mejor es sin duda el Nimbus: tiene mejor tacto y agarre, se carga por Lightning en lugar de con pilas. E incluso es más barato.

Apple TV-9

Apple TV-10

En cualquier caso, creo que el potencial mayor viene en los juegos sociales, para jugar con amigos o familia un viernes por la noche. El mismo estilo que apuntaló el éxito de la Wii. Juegos estilo Scattergories, Trivial, Monopoly, Wii Sports, o incluso de baile aprovechando el acelerómetro y giroscopio del Siri Remote. Por otro lado, poder usar un iPhone como Remote lo hace aún más interesante en ese campo: cualquiera que tenga uno y venga a casa podrá jugar, no hace falta tener mandos listos. Y si a eso le añadimos que ninguna consola actualmente salvo la Wii U tiene ese enfoque de multijugador local, el Apple TV gana enteros.

Manticore Rising

Manticore Rising

Rayman Adventures

Rayman Adventures

Shadowmatic

Shadowmatic

Guitar Hero

Guitar Hero

Transistor

Transistor

Consideraciones

  • La limitación del espacio. Salvo en algunos tipos de juegos que obviamente lo requieran (ver punto siguiente), las aplicaciones no pueden pesar más de 200 MB. Así se explica algo mejor que el modelo de 32 GB sea suficiente para casi cualquiera.
  • Descarga bajo demanda. Un juego muy pesado, como, pongamos por ejemplo, el Asphalt 8. La descarga básica apenas tiene los archivos clave para que se inicie y vaya mostrando contenido inicial. A partir de ahí, irá descargando archivos según avancemos en el juego. Es un nuevo método para adelgazar en la medida de lo posible el peso de aplicaciones y juegos.
  • La nueva configuración. Cuando iniciamos por primera vez el Apple TV, sólo hace falta acercar el iPhone con el Bluetooth activado para que automáticamente sincronice con nuestro Apple ID y la clave de la red WiFi doméstica. Más rápido. Un detalle.
  • HDMI-CEC. Gracias a esta tecnología, estamos bastante cerca de no necesitar apenas el mando a distancia del propio televisor, sino que con el Siri Remote nos sirva. Gracias a ella, podemos cambiar el volumen, encender la TV junto al Apple TV, y apagarla. Si sólo utilizas tu TV para ver contenido del Apple TV, seguramente no vuelvas a necesitar el mando de la misma. Muchísimo más cómodo e integrado, sobre todo teniendo en cuenta lo muy por encima que está el Siri Remote de los mandos al uso en cuanto a diseño, simplicidad y funcionalidad.

Apple TV-6

Apple TV-14

Apple TV-23
9.5Apple se ha tomado en serio la televisión por fin. Hasta ahora, era mera comparsa. Ahora es una plataforma de propio derecho, rentable para los desarrolladores, atractiva para los consumidores, y que evoluciona con respecto a lo visto hasta la fecha.

El nuevo Apple TV es de lo mejor que ha creado Apple en los últimos años. Lo bueno es que es potencialmente atractivo incluso para quienes no tienen ningún otro dispositivo de la compañía. Además, la llegada de la App Store lo hace muchísimo más interesante, incluso a niveles impensables hasta la generación anterior. No sólo en cuanto a posibilidades de juegos, cocina, entretenimiento… También hablo de la aplicación de Plex y compañía.

Su única pega, la ausencia de resolución 4K, trauma para quienes ya tienen una TV compatible y para quien dentro de un tiempo la compre y vea que su Apple TV no la alcanza. Porque seamos sinceros: comprar un Apple TV cada dos años no está dentro de los planes de muchos, que esperan que su set-top-box tenga una duración algo mayor. Por lo demás, es un producto sobresaliente. Recomendable incluso para quienes ignoran o evitan el resto de productos de Apple.

Tras el chasco antifuturista con el Watch, de ritmo más pausado de lo que gustaría a quienes esperan ver una revolución al año, Apple vuelve a ser el definitivo game-changer, el trueno que congela la sangre de sus competidores, quienes ven en él un producto a tres años de desarrollo de distancia. – La interfaz. El diseño, unido a la interacción con el mando, lo deja muy por encima de cualquier alternativa.
La App Store. Apple tiene posición de ventaja respecto a los desarrolladores. El televisor ya se beneficia también de ello.
Siri Remote. Aunque ahora tiene muchas más funciones, sigue fiel a la filosofía del Remote anterior: ante todo, simplicidad. Sólo que viene vitaminado. Y dice adiós a las pilas.
Simplemente, funciona. Con él se dejan de experimentar los bugs y ralentizaciones a los que estamos acostumbrados a la hora de hablar de la unión de Internet + TV. Todo funciona como debe, o mejor.- 1080p. Suficiente hoy, pero no para nuestra próxima TV, o incluso la actual tal vez. Si pretendemos que el Apple TV nos dure unos cuantos años, no podremos disfrutar del contenido en 4K. Y Netflix ya lo ofrece, HBO Now lo hará próximamente…
Sin cable HDMI incluido. No es un drama, pero que la mayor empresa del mundo, con la filosofía de que sus productos han de ser funcionales nada más sacarlos de la caja, no tenga ese detalle, no queda demasiado bien. Aunque sea por el “qué dirán”.

Visto en Hipertextual

La entrada Análisis del Apple TV (2015): "televisión" rima con "revolución" aparece primero en Proyectart.

from Proyectart http://ift.tt/1HxkNP3
http://ift.tt/1HxkPGL