Canonical Ubuntu vs Microsoft Windows 10: lucha de titanes

Logos Canonical vs Microsoft

Con la salida de Windows 10, el que se anuncia como mejor sistema operativo de Microsoft, los linuxeros se preguntarán cómo terminaría Windows 10 si lo comparásemos con Ubuntu, la distro más popular en el mundo Linux. Intentaremos centrar la comparativa y el análisis Ubuntu vs Windows 10 en varios campos de los más interesantes.

Estos campos en los que nos centraremos y que son los que más preocupan o interesan a la gente son el rendimiento, compatibilidad, convergencia y privacidad. Como la convergencia aun no ha venido en la versión de Ubuntu actual, intentaremos comparar ambos sistemas con los datos que tenemos de la convergencia que Canonical pretende implantar, una convergencia plena que tal vez ni siquiera llegue en Ubuntu 16.04 de forma total, sino parcial. 

Rendimiento:

linux milk windows

Microsoft ha realizado un buen trabajo en Windows 10 en este aspecto, de hecho, Windows 8 era más conflictivo en este aspecto que un sistema operativo más moderno, que por lo general debe consumir más recursos. Pues no, Windows 10 necesita unos requisitos bastante normales:

Hardware Windows 10 Ubuntu 14.04 LTS
CPU 1Ghz 1Ghz
RAM 1GB (32-bit) / 2GB (64-bit) 1GB
GPU Compatible DirectX 9 Compatible con resolución de pantalla*
Disco duro 16 GB (32-bit) / 20GB (64-bit) 10GB
Pantalla 800×600 1024×768*

Para realizar esta comparativa he empleado dos viejos portátiles Acer. En el que he instalado Windows 10 64-bit tiene un hardware más potente: AMD Turion64 RM70 2Ghz de doble núcleo con 4GB de RAM DDR2, GPU ATI Radeon HD3200 y disco duro de 320GB. Mientras que Ubuntu 14.10 de 64-bit lo tengo instalado en un AMD Turion64 MK30 1Ghz de un solo núcleo, 2GB de RAM DDR, 120GB de disco duro y GPU ATI Radeon Xpress 1100. Como ven, el rendimiento entre ambos debe ser bastante evidente…

Pues bien, si vamos al grano, Windows 10 no va tan fluido a pesar del hardware como lo va Ubuntu en el otro portátil. Y esto no es una invención de linuxeros, es la cruda realidad, le pese a quien le pese. Si es cierto que con Windows 8 era aun más lento y pesado, a pesar de que este sistema no era como el fracaso de Vista. Pero en cuanto a rendimiento, Linux sigue ganando y resulta casi irrisorio comparar ambos.

¿Qué ocurriría si hago lo contrario, instalo Windows 10 en el portátil con hardware más primitivo y Ubuntu en el más potente? Pues Ubuntu gana la batalla con diferencia (y eso que no se trata de la distro más ligera), pero dudo mucho que Windows 10 fuese fluido, y mucho menos si no lo va en el otro (aun desconectando las transparencias de la interfaz y deshabilitando algunos servicios del arranque para que inicie más rápido). Los benchmarks que se pueden ver en la red también dan resultados mejores para Ubuntu…

 

Compatibilidad:

compatibilidad ubuntu windows

 

Es cierto que existen más drivers para Windows o más hardware que los fabricantes hacen para ser compatible con Windows. Que exista el porcentaje de hardware compatible con estos sistemas operativos coincida con su posición en cuanto a cuota de mercado no es casual. Los fabricantes se ven obligados o les interesa más hardware compatible con Windows puesto que domina el mercado, el siguiente objetivo es OS X que ocupa el segundo lugar y Linux el tercero…

Pero últimamente los problemas de compatibilidad como antaño ya han desaparecido casi por completo, y mucho más en el caso de Ubuntu, ya que Canonical, al ser uno de los grandes, trabaja estrechamente con diversos fabricantes de hardware para ofrecerte la mejor experiencia con autodetección o instalaciones sencillas de los controladores para que todo funcione a la primera y adecuadamente. De hecho, una impresora HP Laserjet All-n-One que Ubuntu reconoció nada más conectarla y me permitió usarla rápidamente, Windows dio problemas y hubo que realizar algunas actualizaciones del sistema antes de que todo funcionara bien.

En el caso del software, nuevamente existen más desarrolladores interesados en la plataforma de Microsoft por su dominio en el mercado y esto sobre todo se acusa en el terreno de los videojuegos. Pero si sois asiduos a este blog, veréis que esto cambia poco a poco. También existen soluciones empresariales de las que Linux carece o que se deben crear a medida para ciertas empresas, mientras que en para Windows ya las hay.

¿Eso significa que Ubuntu o cualquier otra distro carece de software? Para nada, hay muchas alternativas con la ventaja de que la mayoría son gratuitas y no hay que pagar licencias, incluidas algunas soluciones empresariales. Windows 10 gana esta batalla, con más interés por parte de los desarrolladores y con su modo de compatibilidad puede ejecutar programas para versiones anteriores de Windows. La solución de Linux pasa por crecer para que se le empiece a dar la atención que merece… Aunque, por supuesto cuenta con millones de proyectos y desarrolladores que trabajan de manera remunerada o altruista para que la balanza cada día se equilibre más en favor de Linux y de gran ayuda es por ejemplo el proyecto Wine o  la plataforma Steam.

 

Convergencia:

Windows 10 vs Ubuntu convergencia

No es justo hacer esta comparativa con las versiones actuales de Ubuntu, puesto que en este sentido Windows 10 se llevaría todos los puntos, ya que la convergencia no ha llegado al sistema de Canonical y sí al de Microsoft. No obstante, se pueden usar los datos que nos van llegando para ver cual podría ser el futuro de esta comparativa.

Canonical tuvo la idea primero, pero por los retrasos no ha sido la que se ha adelantado en el lanzamiento. Microsoft, con muchos más recursos, ha puesto en marcha su proyecto para que estuviese listo en Windows 10 y aunque parece que ha ganado la estrategia mercantil al ser la primera, tal vez no haya ganado la batalla técnica, puesto que Canonical ahora puede corregir los errores que haya generado Microsoft y lanzar un producto mejor, aunque más tardío. De hecho no le queda otra, si llega mal y tarde está perdido. Canonical debe hacer algo espectacular.

Canonical tiene en contra iOS y Android, los mismos obstáculos que tiene Microsoft, en este sentido están igualados. El gran dominio de Android e iOS suponen un lastre para que Ubuntu Phone y Windows Phone se expandan y podamos disfrutar de la convergencia total con estos dispositivos móviles y nuestros equipos de escritorio. Digo esto porque el tema de la convergencia puede pasar a un segundo plano al no disponer de dispositivos con estos sistemas, ya que la mayoría usamos Android o iOS…

Dicho esto, lo cierto es que Microsoft ha trabajado en un interesante proyecto para compatibilizar las apps de Android e iOS, junto con las de Win y Web para crear una gran plataforma universal que sea compatible con todas ellas en su sistema operativo. Esto es un gran logro, que unido a la convergencia para trabajar indistintamente con un equipo de sobremesa o con un smartphone, han supuesto que Windows 10 tenga ventaja.

 

Privacidad:

Espias dibujo

Seguridad y flexibilidad son otras de las grandes ventajas por las que Linux arrasa en servidores y supercomputadoras, además de ser la opción preferida de grandes empresas, gobiernos y organizaciones. No se ve una fuerte rivalidad con Windows Server o OS X, puesto que en este sentido Linux no tiene rival. Y otra de las bondades del software libre y de código abierto que habría que agregar, es la privacidad, que puede preocupar a particulares, pero debería aterrorizar a empresas y otras organizaciones que tengan datos valiosos.

Si existen agujeros de seguridad creados a propósito por gobiernos u organizaciones como la NSA, al menos el software abierto te da la oportunidad de poder detectarlo y corregirlo, el cerrado no. Tal vez esto sea una quimera para el resto de mortales, pero tarde o temprano suelen salir a la luz. Con el software cerrado estás vendido al mismo postor al cual se ha vendido la empresa que lo desarrolla. Y los datos quedan a mercede de cualquiera…

En este sentido Windows suspende con muy mala nota, además de la cantidad de software cerrado que se suele utilizar en estas plataformas. Pero esta mala nota puede superarse y Microsoft lo ha conseguido con Windows 10, que es el sistema que más datos recopila del usuario. Imaginas un país que pueda espiar tus datos personales y obtener un mogollón de información sobre tí, gustos, rutinas, sucesos, etc. ¿Imaginas que se puedan usar dichos datos políticamente o que la información empresarial pueda usarse para que otras empresas en las que dicho gobierno tiene interés cobre una ventaja competitiva en el mercado? Sería horrible.

Pero en contra de Ubuntu hay que decir que no es la distro más segura y que también ha sido acusada de disponer de spyware por Richard Stallman. La desaparecida nube de Ubuntu o ciertas apps incluidas en Ubuntu como el buscador Amazon (eliminado en Unity 8) que recolectan información sobre el usuario e incluso el software cerrado que se puede emplear en esta distro, no ayudan a Ubuntu. No obstante, a pesar de esto, Ubuntu gana por goleada a Windows 10 e incluso a otros Windows previos que eran menos críticos.

Las empresas, organizaciones, gobiernos y usuarios estarán más seguros con Ubuntu. Yo lo escogería sin dudarlo. Y vuelvo a repetir, la libertad del código abierto te permite cambiar lo que quieras si es que hay algo que cambiar… Por si esto fuera poco, la configuración por defecto de Linux es más segura que cualquier configuración por defecto de Windows, algo a tener en cuenta por aquellos usuarios que no tienen conocimientos como para montar un cortafuegos, o un IPS, UTM, toquetear los ficheros *config para cambiar configuraciones, etc.

Drivers propietarios, software cerrado, el buscador de Amazon y los agujeros de seguridad es lo que tiene Ubuntu en contra. Y frente a ésto ¿qué tiene Windows 10 en contra? Sí esto hace el sistema operativo más inteligente y cómodo para el usuario, pero hay que sopesar la comodidad y los riesgos que conlleva. Es más cómodo permanecer sentado que salir a caminar todos los días, pero tal vez un día tu corazón diga adiós… Por eso te listo todas las funciones de recolección de información que tiene Windows 10 y tu sopesas los riesgos:

  • Las aplicaciones usan tu ID de publicidad: utilizan información del usuario para, según sus preferencias, ofrecer publicidad más acorde con tu perfil. ¿Recuerdas las agencias que te llamaban por teléfono para realizar encuestas que luego vendían a grandes corporaciones?
  • Filtro Smartscreen: esto envía información de direcciones que visitas dentro de las apps compradas desde la Store de Microsoft. Google tampoco se libra de esto en su Store, solo que en el caso de Google lo hace de forma local y Smartscreen las envía a la red.
  • Envía información de cómo escribes (Cómo conocerme): para mejorar el autocompletado de texto, se envían datos sobre tu escritura… Puede oler a keylogger.
  • Edge recolecta información sobre tu localización e idioma: para ofertar contenido local más adecuado a tu lengua.
  • Windows ofrece información de tu localización a tus apps: algunas apps usan tu localización para ofrecer cierto contenido más adecuado con tu posición geográfica, pero estarás eternamente localizado. Es algo así como lo que encontramos en Android o iOS, pero en un equipo de escritorio.
  • Cortana: registra tu voz, tu ubicación, lo que escribes, tus contactos, tus eventos del calendario, registra búsquedas, almacena información nuestra en la nube, etc. Algo similar a lo que ya hace Siri o Google Now.
  • Sensor WiFi: permite la conexión a una red WiFi sin pedir contraseña. Lo hace a través de cuentas de Facebook, Outlook o Skype. Una buenísima idea para “choricear” el WiFi sin tener ni que pedirles la contraseña.
  • Sincronización: Windows 10 almacena muchos de tus datos en la nube. Por eso es obligatorio disponer de una cuenta de correo para sincronizar. Así, compartes fondos de escritorio, algunos datos personales, contraseñas, configuraciones de accesibilidad, etc.
  • Actualizaciones sí o sí: Windows 10 no permite la posibilidad de desactivar las actualizaciones automáticas en las versiones Home. Es decir, el software que ellos quieran se va a instalar quieras o no, siempre que estés conectado.
  • Windows Update al estilo BitTorrent: sí, como lo oyes, Windows Update ha implementado una tecnología para que otros puedan descargar actualizaciones utilizando tu ancho de banda. Este método de compartir hace que se actualice más rápido, pero lastra tu velocidad de línea.
  • Comentarios y diagnóstico: recolecta información sobre tu software instalado y envía información de los sucesos de error, aunque esto ya lo hacen otros sistemas operativos. Pero Windows 10 va más allá y para su “Diagnóstico y uso de datos” también envía información de la frecuencia de uso de las aplicaciones, capturas de memoria que pueden incluir datos muy relevantes como partes del documento con el que estemos trabajando, etc. Y lo peor es que salvo la versión Enterprise, no permiten desactivarlo.
  • Buscador de Windows: compila información de lo que buscas para acelerar la búsqueda y también indexa el contenido de tus discos duros e incluso del contenido de los documentos para poder buscar palabras dentro de ellos. Esto ya se ofrecía en versiones como Windows 7 o Windows 8.
  • Dispositivos conectados: también recauda información sobre los dispositivos conectados a una red (tablets, smartphones,…).
  • Y algo se nos escapa más seguro…

 

Conclusión

No es porque seamos un blog de Linux, pero es la mejor elección. Por su versatilidad, las esperanzas puestas en que la convergencia de Ubuntu supere a la algo light que nos deja Windows 10, por cuestiones de seguridad y rendimiento, pero sobretodo por ética y moral. Si no consideramos que la privacidad es un derecho apaga y vamonos.

Si eres un jugador empedernido (por la cantidad de juegos y la incorporación de la plataforma Xbox a Win 10), fanático de Windows, te apasionan las novedades incluidas en Windows 10 como su asistente por voz Cortana, no puedes esperar más a la convergencia y quieres probar ya Continuum, pues entonces Windows 10 es tu plataforma.

El artículo Canonical Ubuntu vs Microsoft Windows 10: lucha de titanes ha sido originalmente publicado en Linux Adictos.

Visto en: Linux Adictos

La entrada Canonical Ubuntu vs Microsoft Windows 10: lucha de titanes aparece primero en Proyectart.

from Proyectart http://ift.tt/1Fcq6aO
http://ift.tt/1KjZRuR

Anuncios