¿Qué importa en un sensor de fotografía?

¿Qué importa en un sensor de fotografía?

Si tuvieras que elegir un sensor de fotografía, ¿más megapíxeles o mejor sensibilidad?

Resultaría una obviedad afirmar que el tamaño del sensor de fotografía es algo que importa. Pero la pregunta es: ¿cómo queremos aprovechar ese espacio? Hay quienes apuestan por una mayor cantidad de megapíxeles para así realizar grandes recortes, mientras que otros optan por aumentar el tamaño de los fotodiodos para utilizar altos valores de sensibilidad ISO. ¿Cuál elegirías tú?

Para comprender qué es un buen sensor de fotografía deberíamos adentrarnos entre una gran maraña de conceptos técnicos que probablemente nos desconcertarían. Pero al margen de si estamos ante un sensor retroiluminado o apilado, existe otro debate que divide a fabricantes y consumidores.

Por un lado encontramos a quienes defienden poder ampliar sin pender ningún tipo de detalle, una posibilidad que el Lumia 1020 reflejaba con sus 41 megapíxeles; pero por otro, tenemos quienes inclinan la balanza a favor aumentar el tamaño de los fotodiodos para aprovechar al máximo posible la luz de una escena, un pretexto por el que Apple apostó en el iPhone 5S al aumentar el tamaño del sensor pero mantener la misma cantidad de megapíxeles.

Lumia 1020

Esta es una guerra que también podemos ver reflejada en las últimas mirrorless de Sony. La compañía nipona ha decidido ofrecer dos modelos diferentes de cámaras: la A7R, cuya principal baza es su sensor y los 42,4 megapíxeles que ofrece; y la A7S, que a pesar de tener solo 12,4 megapíxeles es capaz de alcanzar hasta valores de sensibilidad que alcanzan los 409.600. Decidirse por una o por otra resulta una tarea bastante difícil, ya que cada modelo se encuentra destinado a un tipo de fotógrafo diferente cuyas exigencias varían dependiendo de las imágenes que desee obtener.

Entonces, si queremos determinar qué sería lo más recomendado para nosotros necesitaríamos valorar qué aporta cada sistema y ver cómo se ajusta a las instantáneas que vamos a realizar. Al final, la mejor cámara es aquella que cumple con nuestros requisitos y no la que mejores características posea sobre el papel.

Más megapíxeles

var slider = new Swipe(document.getElementById(‘gallery’), {
callback: function(index, elem) {
var imgHeight = $(elem).find(‘img’).height();
$(‘#gallery .btnsgallery’).css(‘height’,imgHeight);
$(‘#gallery .swipe-wrap’).css(‘height’,imgHeight+$(elem).find(‘.caption’).height()+10);
}
});

Todavía hoy, hay quienes utilizan el número de los megapíxeles como argumento para determinar cómo de apropiada es una cámara. Y claro que importan, pero es solo un elemento de los muchos que deberíamos tener en cuenta. Pero, ¿qué son los megapíxeles? a grandes rasgos, es cuánto podemos ampliar en una imagen sin perder nitidez.

Esta cualidad nos puede beneficiar en múltiples aspectos. La más destacada puede ser la posibilidad de recortar imágenes y así modificar totalmente el encuadre que teníamos en nuestra toma. Esto es muy útil si, por ejemplo, queremos convertir un plano general en un plano detalle o simplemente ajustar de forma más adecuada los puntos fuertes del plano.

Asimismo, también puede ser interesante si nuestra intención es la de hacer impresiones de gran tamaño, aunque teniendo en cuenta que 12 megapíxeles equivalen a 36.3 x 23.7 centímetros, este factor podría dejar de tener importancia cuando alcanzamos ciertos números. A no ser que nos vayamos a dedicar a la cartelería profesional, difícilmente necesitaremos una cámara que sobrepase los 12 o 16 megapíxeles.

Fotodiodos más grandes

Sony A7S II. ISO 2500 | f/4 | 1/60 .

Sony A7S II. ISO 2500 | f/4 | 1/60 .

Los fotodiodos son los encargados de interpretar qué cantidad de luz llega a nuestro sensor. Así, un mayor tamaño de estos se traduciría en un incremento de la luminosidad recibida. Es precisamente este punto en el que está basada la tecnología Ultrapixel que incluía el HTC One. Sin embargo, resultó que la compañía taiwanesa no supo aprovechar esa ventaja para destacar sobre sus competidores.

Pero también tenemos otros ejemplos de dispositivos, como la anteriormente mencionada A7S, que a pesar de tener una cantidad de megapíxeles ridícula si la comparamos con sus competidores, dicha escasez queda solventada con un gran rendimiento nocturno capaz de convertir la más oscura de las noches en un día soleado.

Además de la clara ventaja lumínica, ¿para qué queremos altos valores de ISO? Tener la posibilidad de emplear un ISO elevado nos permite un amplio rango de posibilidades cuando la luz escasea. Por ejemplo, sería viable capturar una imagen con gran velocidad de obturación en un entorno oscuro para obtener un sujeto congelado, algo imposible si tuviéramos que establecer una velocidad más lenta.

Entonces, ¿cuál es mejor?

Sony A7S

Sony A7S

Como dijimos anteriormente, depende de qué necesitemos. Si nuestra intención es la de recortar una imagen y obtener una gran cantidad de detalle, la primera sería la adecuada. No obstante, si tampoco damos tanta importancia la resolución y lo que deseamos es tener un buen rendimiento, obviamente sería la segunda opción.

Pero no todo es blanco o negro. Existen cámaras que a pesar de tener un elevado número de megapíxeles siguen teniendo un gran rendimiento nocturno, y otras que aun pecando de escasez en su resolución poseen un gran nivel de detalle en recortes. Además del tamaño de los fotodiodos o los megapíxeles, son muchos más los elementos que influyen en un sensor de fotografía, lo cual no quita que el debate aquí señalado intervenga en ello y que, como consecuencia, continúe dividiendo opiniones.

Visto en Hipertextual

La entrada ¿Qué importa en un sensor de fotografía? aparece primero en Proyectart.

from Proyectart http://ift.tt/1IkM3pG
http://ift.tt/1IkM3py

Anuncios