Ni-Oh mezcla Dark Souls, Ninja Gaiden y Onimusha, ¿podría haber algo mejor?

Ni-Oh mezcla Dark Souls, Ninja Gaiden y Onimusha, ¿podría haber algo mejor?

Presentado en sociedad después de una década en el limbo, el Ni-Oh del Team Ninja se ha convertido en una de las sorpresas de la feria nipona

He de reconocer que no tenía conocimiento de la existencia de este proyecto. Algo que, bien pensado, tampoco es tan extraño: lo que ahora se conoce como Ni-Oh se anunció hace la friolera de diez años bajo el nombre de Oni.

Así, en el limbo de los videojuegos y sin que nadie lo esperara ya, Ni-Oh apareció por sorpresa en la conferencia de prensa de Sony en el Tokyo Game Show 2015. Quizá su puesta en escena, con un tráiler demasiado oscuro y algo confuso, no fue la mejor de las posibles pero sí lo suficientemente llamativa como para que le siguiera la pista.

En estos diez años desde su anuncio Tecmo Koei ha pasado de estar al mando del desarrollo a ser los productores del mismo mientras el Team Ninja se encarga de las labores creativas. Y esa puede ser la primera gran noticia: mucho ha llovido desde el último gran Ninja Gaiden pero, si recuperan la forma, pocos estudios orientales más solventes en el terreno de la acción se me ocurren.

Ni-Oh

Dejando a un lado el notable parecido del protagonista con Geralt de Rivia, son evidentes las influencias que maneja el estudio con Ni-Oh: desde la lógica huella de los Ninja Gaiden hasta una propuesta mucho más cercana a los Dark Souls pasando por la estética de los ya lejanos Onimusha. Una amalgama que, a priori, no podría sonar mucho mejor.

Dark Souls + Onimusha + Ninja Gaiden = Ni-Oh

Todo aquel que ha visto en acción el título durante el Tokyo Game Show coincide en que estamos ante un “Dark Souls de samurais”. Y eso, en una industria donde nadie ha tenido el valor de imitar lo que From Software propone (Lords of the Fallen es, quizá, la única alternativa) es siempre una buena noticia. Hablamos de una fórmula jugable que todavía tiene mucho que dar.

Desde el propio estudio afirman que Ni-Oh será un juego exigente en el que podremos morir de tres o cuatro golpes y donde el timing de nuestros bloqueos, esquivas y golpes, administrando siempre nuestra energía, será vital para el éxito de cada enfrentamiento. ¿Os suena de algo?

Y si el pulido de cada mecánica y la propuesta desafiante se mezclan con un Japón Feudal repleto de samurais, demonios y enemios misteriosos, la cosa apunta muchas maneras. Es hasta en un componente online diferente de la mayoría donde Ni-Oh evidencia su principal referencia: cuando nos encontremos el cadaver de otro jugador, podremos “invocarlo” y luchar contra él en ese mismo momento, recibiendo un suculento tesoro si nos alzamos vencedores.

Ojalá Ni-Oh suponga el resurgir del Team Ninja

Otra de las diferencias parece residir en una suerte de espíritus que recolectar y con los que potenciar los ataques de nuestro personaje. Si en el tráiler mostrado en la presentación se veía una especie de hada, en el gameplay de aquí arriba vemos un zorro de fuego. No se han dado más detalles al respecto pero no es difícil imaginar que este tipo de “espectros” funcionen como magias o potenciadores de nuestro personaje.

Son todavía muchas las incógnitas sobre el proyecto y, mal que nos pese, parece un tanto difícil confiar en un proyecto que ha pasado casi una década en el limbo. Crucemos los dedos y esperemos que el Team Ninja demuestre un buen estado de forma con su próximo proyecto. Será en algún momento de 2016, y en exclusivo para Playstation 4, cuando podamos jugar a Ni-Oh.

Visto en Hipertextual

La entrada Ni-Oh mezcla Dark Souls, Ninja Gaiden y Onimusha, ¿podría haber algo mejor? aparece primero en Proyectart.

from Proyectart http://ift.tt/1KpcZyS
http://ift.tt/1iSP6di

Anuncios