El emprendimiento en Argentina: volátil, cambiante y sorprendente

El emprendimiento en Argentina: volátil, cambiante y sorprendente

Argentina, un país con un gran potencial en cuestión económica y de recursos que se suma a las tendencia del emprendimiento con grandes éxitos pese a su vulnerabilidad y ciclos económicos.

Millones de miradas han estado puestas en los acontecimientos que se han sucedido en Argentina durante las últimas semanas. La celebración de elecciones generales se han tomado como una cuestión de relevancia internacional, observadas con un interés tanto político como económico. Y en este caso, por un interés a la futura evolución que tomará el sector emprendedor argentino que tantas sorpresas ha estado dando en los últimos años.

Por primera vez en catorce años, la Casa Rosada no tendrá un habitante peronista. Mauricio Macri, el que hasta ahora ha sido el alcalde de Buenos Aires y de influencia de centroderecha, ha ganado las elecciones en segunda ronda contra el candidato que tenía la misión de sustituir a Cristina Fernández, Daniel Scioli. Es la primera ocasión en la era moderna, el presidente de uno de los países más potentes de Latinoamérica no comulga con el peronismo, ni con el radicalismo.

Las críticas internacionales, que se han sucedido durante los últimos años, a las políticas llevadas a cabo por la república han pedido medidas para la nueva etapa que garanticen los derechos civiles, políticos y sociales, además de gestionar medidas financieras que faciliten la sostenibilidad económica a largo plazo, huyendo de los picos estacionales extranjeros. En el caso de Mauricio Macri, los pilares de su campaña se han basado en la erradicación de la pobreza, la eliminación del narcotráfico y la solución de la crisis financiera como elementos principales.

Un país muy rico en una montaña rusa perpetua

El sistema económico argentino ha pasado por sus más y sus menos, y de hecho, según el Barómetro de las Américas es una de los peores valorados. Si bien es cierto que, tras la grave crisis que sufrió el país en 2001, la progresión económica ha sido rápida y creciente, hasta al menos 2014 con una de las reestructuraciones de deuda más radicales del momento; lo que ha generado una de las cifras del PIB más altas de Latinoamérica: 540.000 millones de dólares.

La economía argentina, que cuenta con gran riqueza en materias primas, tiene una historia de grandes fluctuacionesNéstor Kirchner estableció políticas de dólar alto, que ayudaron principalmente a la mejora de la industria nacional y la exportación de productos a precios altamente competitivos en cuestión de recursos naturales con materias primas, alimentos y energía. Cifras que siguieron estables, e incluso crecientes, con la crisis financiera de Estados Unidos de 2011.

Durante los años de crecimiento, las consecuencias directas sobre la sociedad se notaron con el incremento de una clase media mucho mayor que la de sus países vecinos. Además del descenso del desempleo, y en menor medida la pobreza, a cifras históricas con la potenciación del sector industrial tecnológico y comercial, colocando a un país tradicionalmente exportador de carne en uno de exportación de software.

Sin embargo, en 2014 con la caída de la economía brasileña las cosas empezaron a torcerse para Cristina Fernández. Las políticas expansionistas, que si bien aumentan el PIB tienen un efecto secundario creando altas desigualdades en la población, inflación y crecimiento de la deuda. La vuelta a las políticas proteccionistas, principalmente en la importación de productos, ha provocado el descontento del mundo empresarial y de los países del Mercosur.

Emprendedores, un ecosistema creciente pero vulnerable

La tendencia mundial a la hora de enfocar el emprendimiento ha seguido una línea creciente en todas las geografías; y como es de esperar, cada región cuenta con sus propias peculiaridades. En Argentina se ha denotado un aumento de la actividad emprendedora al igual que en el resto de los países, pero con un comportamiento cíclico y vulnerable afectado, en muchos casos, por los estados de ánimo de la economía, según el informe anual Global Entrepreneurship Monitor.

Pese a tener bastante miedo al emprendimiento, los argentinos tienen numerosos casos de éxitoDurante los últimos años, la actividad del sector gubernamental, las instituciones privadas, y las universidades, incluidas instituciones internacionales como Wayra, han trabajado por promocionar las bondades del emprendimiento. Sin embargo, los argentinos siguen siendo bastante reacios a la hora de lanzarse a la aventura: si la media emprendedora en Latinoamérica es del 49%, la de Argentina se queda en casi un 32%, siendo la mayor parte de ellos gente con únicamente estudios secundarios.

Los motivos que suelen encontrar para no afrontar el riesgo son precisamente las pocas rentabilidades que seguramente se encuentren en el proceso, el ambiente de incertidumbre económica y política, y una clara inclinación a otras oportunidades laborales. Pero sobre todo es el miedo al fracaso; concepto que probablemente en Silicon Valley esté a la orden del día, pero que en otras geografías se afronta con una muy diferente psicología.

Según TTR-Transactional Track Record, entidad dedicada a registrar el número y el importe de transacciones en España y Latinoamérica, el año estrella para Argentina en materia de venture capital ha sido 2014; al menos en cuando a importe. Una cifra récord de casi 234 millones de dólares. Pero es la cuestión del volumen de operaciones, en clara caída desde 2013, las que se ha visto más afectada por los desmanes de la crisis financiera del Cono Sur, y el proteccionismo del exterior.

startups argentina.001

Pese a esto, Argentina nunca deja de sorprender y cuenta con algunos de los emprendimientos más destacados de esta región, que curiosamente tienen un potente enfoque a la internacionalización. Los sectores preferidos son las finanzas, comercio y las energías renovables con casos como Despegar, un portal de reserva de viajes y hoteles. La tecnológica UnitecBlue o Devego, que acaba de recibir una financiación de siete millones de dólares de varios fondos internacionales según TTR. Pero sin duda, el caso más destacado este año ha sido el de Globant. La startup argentina, dedicada al diseño software, ha puesto una banderita en Colombia, Uruguay Reino Unido y Brasil; pero su mayor hito ha sido empezar a cotizar en el mercado bursátil norteamericano Nasdaq. Al igual que ya lo hizo MercadoLibre, una suerte de Amazon argentino, hace ya algunos años. Lo que les pone en una clara partida internacional.

Visto en Hipertextual

La entrada El emprendimiento en Argentina: volátil, cambiante y sorprendente aparece primero en Proyectart.

from Proyectart http://ift.tt/1kSpYok
http://ift.tt/1kSpVsw

Anuncios