¿Pero qué les pasa por la cabeza? Una aproximación psicológica a la barbarie

¿Pero qué les pasa por la cabeza? Una aproximación psicológica a la barbarie

Los atentados de París nos han conmocionado. ¿Qué se les puede pasar a los terroristas por la cabeza para cometer estos terribles ataques y sembrar muerte?

La noticia de los atentados de París nos sorprendió el viernes 13 mientras cenábamos. Terroristas del Estado Islámico, como reivindicaría el ISIS esta misma mañana, habían hecho estallar diversos explosivos y asaltado varios restaurantes y la sala Bataclan. Por desgracia, la cifra de fallecidos supera las 128 personas.¿Qué lleva a alguien a inmolarse o disparar en un concierto?

Cuando todavía no han transcurrido veinticuatro horas desde los ataques, es probable que muchos se pregunten las causas del ataque terrorista. A pesar de que el origen del atentado es sumamente complejo, es imposible no intentar pensar cuáles son los motivos que llevan a alguien a inmolarse frente a un estadio de fútbol o disparar a decenas de personas durante un concierto.

¿Ciencia u opinión?

Desde una perspectiva puramente psicológica, es difícil comprender las razones por las que una persona se une a grupos radicales como el ISIS. Por un lado, los terroristas no pueden ser sujetos de estudio al uso. Evaluar su comportamiento “desde lejos” también puede llevarnos a definir motivaciones erróneas, como señalan desde la Asociación Americana de Psicología.

Uno de los mayores especialistas en este ámbito de la psicología es John Horgan. Este experto de la Universidad del Estado de Pennsylvania ha realizado más de 60 entrevistas con terroristas, en las que sacó una serie de conclusiones preliminares sobre estas personas:

  • Son individuos que suelen sentirse enojados, alineados o privados de sus derechos.
  • También creen que su participación política actual no les da poder para lograr un cambio real.
  • Por otro lado, se identifican con las víctimas que perciben dentro de la “injusticia social” contra la que según ellos están luchando.
  • Sienten además la necesidad de tomar medidas, en lugar de debatir sobre el problema.
  • Según su percepción, la violencia contra el Estado no puede ser calificada como “inmoral”.
  • A veces también tienen amigos o familiares que simpatizan con la misma causa.
  • Valoran que unirse a los movimientos terroristas les ofrece recompensas sociales y psicológicas como la aventura, la camaradería o un mayor sentido de identidad propia.

La muestra valorada por Horgan es, evidentemente, demasiado pequeña como para extender estas características a todos los terroristas. Además, el psicólogo apunta que es también clave no solo conocer rasgos individuales, sino analizar por qué se unen a movimientos como el Estado Islámico. Otros especialistas señalan el contexto social y cultural como un parámetro fundamental para analizar la psicología detrás de barbaries como los atentados de París.

Pierden el miedo a morir

¿Qué se les pasa por la cabeza para que decidan quitarse la vida matando al mismo tiempo a decenas o cientos de personas? El psicólogo Tom Pyszczynski planteó la hipótesis de la “gestión del terrorismo”, mediante la cual estos individuos no tienen miedo a la muerte dado que se refugian en la cultura y la religión que funcionan como “elementos protectores” -al menos a nivel mental para sí mismos-. En cierta manera, el comunicado del ISIS confirmaría las ideas planteadas por Pyszczynski:

Ser parte de una causa colectivista siempre ha sido un sello distintivo de personas dispuestas a someterse a sacrificios personales

Otros informes, como este realizado por la Universidad de Florida, destacan que “la enfermedad mental no es un factor que explique la conducta de los terroristas”. Tampoco podemos definir a estas personas como “psicópatas”, sostienen los investigadores. En el caso particular de los islamistas, la inmolación debe entenderse dentro de un contexto cultural en el que el “martirio” y “dar la vida a Alá” están incluidos dentro del concepto árabe de “istishad“, por aberrante e irracional que nos parezca.Existen programas pioneros de apoyo psicológico en diversos países para tratar de revertir la radicalización terrrorista

Revertir esta radicalización es uno de los objetivos de los especialistas. Los estudios realizados hasta el momento muestran tres factores clave: el componente intelectual (ver a musulmanes moderados, por ejemplo), el componente emocional (desactivando la ira y la frustración trabajando con sus familias y apoyando a sus esposas e hijos) y el componente social (en Indonesia, por ejemplo, trabajan con antiguos ex-militares para convencer a los terroristas). Existen programas pioneros en Egipto, Irak, Arabia Saudí, Singapur y Reino Unido en los que se aborda la reinserción de prisioneros haciendo hincapié en los aspectos mencionados.

Resulta difícil debatir la psicología que existe detrás de una barbarie como los atentados de París. La incertidumbre, el miedo, la angustia y el horror son las emociones que nos marcan en las primeras horas por la cercanía del ataque. Unos sentimientos agravados por causas evidentes en los familiares y allegados de las víctimas. Pero no estaría de más conocer y evaluar estos planteamientos a la hora de dar respuesta al terrorismo en el futuro, con el fin de terminar con los actos violentos.

Visto en Hipertextual

La entrada ¿Pero qué les pasa por la cabeza? Una aproximación psicológica a la barbarie aparece primero en Proyectart.

from Proyectart http://ift.tt/1O9frhM
http://ift.tt/1QDT5Yh

Anuncios