Cómo funciona Captagon, la peligrosa droga que consumen los yihadistas

Cómo funciona Captagon, la peligrosa droga que consumen los yihadistas

Captagon es el nombre comercial que se emplea para hablar de la fenetilina, una anfetamina que produce euforia, concentración y que es usada por los yihadistas en su supuesta guerra santa.

No me lo podía creer. Cuantas más noticias aparecían en los medios, cuantas más imágenes dramáticas, más reivindicaciones criminales y más actos terroristas, más me acordaba del libro de Vladimir Bartol: Alamut. En la obra, Bartol cuenta un hecho histórico que ha inspirado videojuegos como Assassin’s creed. En la perdida fortaleza de Alamut un autodenominado califa se esconde y entrena ejércitos de hombres de élite, preparados para infiltrarse en las filas de los países y estados enemigos, hasta convertirse en agentes de confianza. Una vez dentro, atacan minuciosa y selectivamente, haciendo daño en puntos concretos e inesperados, maximizando la destrucción (estratégicamente hablando). Es la historia de los asesinos nizaríes, o Hashshashin. Para poder convencerlos de que hicieran todo lo que hubiese que hacer, hasta la muerte, el líder de la secta, Hasan-i Sabbah, convence a sus guerreros con drogas y la promesa de ir directos al paraíso tras cumplir con su sangriento cometido. ¿Os suena la historia?

Hablemos del Captagon

Ahora volvamos a la actualidad. Según algunos alarmantes informes, hace un tiempo que la producción de anfetaminas en siria ha ido en aumento. Pero también lo ha hecho el consumo. Hace poco un nombre comenzaba a asomar por encima de otros: Captagon. ¿Qué esta droga? En realidad,Ccaptagon es el nombre comercial de la fenetilina, que fue sintetizada por primera vez en 1961. Este compuesto de anfetamina se usó durante veinticinco años como una alternativa a las propias anfetaminas en el tratamiento de diversos trastornos por ser más suave. Por ejemplo, se usaba a la hora de tratar a personas con trastornos de Hiperactividad o incluso para el tratamiento de la narcolepsia. Sin embargo, la producción de Captagon (y otras marcas comerciales) se terminó en 1981 debido a su inclusión por parte de la OMS dentro de la lista de sustancia psicotrópicas ilegales.

Este compuesto se usó durante veinticinco años como una alternativa en el tratamiento de diversos trastornos¿Y qué hace? Como las anfetaminas, el Captagon puede aumentar la concentración y el rendimiento, eliminando la sensación de cansancio, el hambre y otras molestias. Si a esto le unimos otros componentes, la droga puede producir efectos de euforia y desinhibición muy potentes. De hecho, se han encontrado cápsulas de Captagon conteniendo muchos otros tipos de sucedáneos y sustancias psicotrópicas cuya finalidad es precisamente esta. Una versión similar es el conocido Speed, que se consume esnifado en polvo. Y, por si todavía no ha quedado claro, esta droga, el Captagon, está siendo fabricada masivamente, según varias fuentes, en Siria. Donde también es consumida y se asocia especialmente a los yihadistas.

El heraldo psicotrópico

Puede que no haya quedado aún lo suficientemente patente. Pero el Captagon está formando parte de esta guerra tanto como las Kalashnikovs o los explosivos. Según las autoridades sirias, esta droga está tan presente en las calles que no hay militante que no pueda acceder a ella al momento y antes de cualquier acción. Para mostrar solo algunas cifras, en el Líbano, según informa Reuters, en un solo mes se incautan más de 200 millones de dólares de Captagon. Desde aquí, la droga viaja hasta todos los “amigos” de la Yihad, la supuesta guerra santa que llevan a cabo diversas entidades, como el DAESH.

Captagon

thierry ehrmann (Flickr)

Las anfetaminas rompen el miedo y vuelven valiente a un soldadoLas drogas, como en el libro de Bartol, siempre han cumplido un papel esencial en la vida del guerrero; en la propia guerra. Las drogas como el Captagon y las anfetaminas rompen el miedo y vuelven valiente a un soldado. Además, lo concentra y lo vuelve más propenso a aceptar órdenes. Pero no pueden ser drogas con efectos alucinógenos fuertes porque distraerían. En vez de eso, se usan derivados de las anfetaminas por su capacidad de reducir las necesidades fisiológicas, aumentar las capacidades físicas y concentrar. Y, además, por lo baratas que son de sintetizar, por supuesto.

Otro factor clave de las drogas en la guerra es el económico. Aunque todos los gobiernos quieren evitar tener esta pelota en su campo, lo cierto es que la droga, por su bajo coste y alto precio, así como por sus propiedades, es un producto con mucho beneficio. Por eso es empleado por organizaciones criminales (y que en ocasiones se relacionan con el aparato gubernamental de países en conflicto) para generar dinero que alimente la economía de guerra. Grosso modo, claro. Parece, según fuentes obtenidas por Reuters, que en los últimos años la producción de Captagon ha ido bailando entre Siria y Turquía, aunque siempre con las mismas figuras de por medio. En cualquier caso, está claro que sea Captagon o cualquier otra droga, estas sustancias siempre serán un protagonista dentro de los conflictos bélicos.

Visto en Hipertextual

La entrada Cómo funciona Captagon, la peligrosa droga que consumen los yihadistas aparece primero en Proyectart.

from Proyectart http://ift.tt/1lyMgvi
http://ift.tt/1OUZJKm

Anuncios