Sensores sin baterías alimentados por ondas, un paso de gigante para el Internet de las Cosas

Sensores sin baterías alimentados por ondas, un paso de gigante para el Internet de las Cosas

El Internet de las Cosas es una realidad en muchos sentidos pero como concepto aún vive mucho de avances futuros, en gran parte, energéticos. Los sensores sin batería alimentados por ondas de radio pueden tener la clave.

El Internet de las Cosas continúa su silenciosa progresión hacia ocupar nuestras casas, y por ello, aunque cuando aparece en las noticias lo haga porque informamos de proyectos experimentales o que están en base de desarrollo, hablamos ya de una realidad a tener en cuenta con usos reales. Qualcomm y Samsung, por ejemplo, están investigando e invirtiendo para mejorar el ecosistema y ofrecer soluciones para todos los usuarios, más allá de los que en principio se sientan atraídos por la domótica.

Sin embargo, por la que tiene que ser principal característica, la invisibilidad, el Internet de las Cosas se enfrenta a un gran reto: conectar cada apartado de nuestro hogar e incluso nuestro cuerpo sin cables y consumiendo una energía ínfima. Con el nuevo Bluetooth Smart se pone todo esto en valor, pero hay más pasos necesarios.

¿Y si los sensores no necesitaran batería para recabar e informar sobre los datos recibidos, ya que pudieran alimentarse de otra manera? Suena tentador y muy futurista, porque no hablamos de cargar sensores y luego desconectarlos de la corriente. Hablamos de un proyecto de la Universidad Tecnológica de Eindhoven en el que los investigadores han creado un minúsculo sensor que, efectivamente, no utiliza batería para realizar su función, medir la temperatura. Por el contrario, el sensor es capaz de alimentarse de las ondas de radio que genera la red a la que se conecta para transmitir información. Cualquier lugar que desee tener integración con el Internet de las Cosas tiene una red o puede generarla, por lo que esto no supone una desventaja en ningún sentido.

La gestión de la energía y la eficiencia es un aspecto clave que este sensor resuelve de manera genial

Aunque ya es funcional, el mayor problema al que se enfrenta ahora el sensor, aún en fase de desarrollo, es a la cercanía necesaria a un router para recibir energía mediante sus ondas. Por ejemplo, el prototipo actual necesita estar a una distancia de tan sólo una pulgada, aunque según los investigadores, en menos de un año esperan ampliar el rango a 3 metros, y más tarde, hasta prácticamente 5 metros. Según los encargados del proyecto, además de temperatura, este planteamiento también sería válido en sensores encaminados a medir luminosidad, movimiento y humedad. Más allá de esos usos más o menos domóticos, será interesante ver cómo avanzan estos sensores de cara a pagos móviles, identificación o aplicaciones corporales en salud.

Visto en Hipertextual

La entrada Sensores sin baterías alimentados por ondas, un paso de gigante para el Internet de las Cosas aparece primero en Proyectart.

from Proyectart http://ift.tt/1OfOblb
http://ift.tt/1T9fStW

Anuncios